ARIEL
Boletín electrónico con las ideas del mañana para los líderes de hoy (informando desde 1998)
Número .- 018; Públicación Editada por el Centro de Estudios Internacionales; División de Ciencias y Humanidades; Departamento de Relaciones Internacionales; Campus Monterrey; Septiembre 2001
Visita: La página del Servicio de Información Electrónica en Humanidades y Ciencias Sociales DELFOS; Números Anteriores de Ariel.
El Choque de Civilizaciones
Pedro Treviño Moreno
Profesor de Valores Socioculturales en el Mundo y Director del Centro de Estudios Internacionales
 
Samuel Huntington en 1993 escribía en su ensayo sobre el futuro de las sociedades " es mi hipótesis que la fundamental fuente de conflictos en este nuevo mundo (de la era Post-Guerra Fría) no será ni idelógica ni económica. Las grandes divisiones entre la humanidad, y la fuente dominante de conflicto será la cultura. Las naciones-estado permanecerán como los actores más poderosos en los asuntos mundiales, pero los principales conflictos de la pollítica global ocurrirán entre naciones y entre grupos de diferentes civilizaciones.
El choque de civilizaciones dominará la política global. Las fallas entre las civilizaciones serán las líneas de batalla del futuro."
Así anunciaba Huntington en la introducción a su libro su tesis fundamental sobre el futuro de los conflictos globales, una vez que las ideologías fueran recediendo y la unidad social se revertiera a los elementos básicos de la pre-modernidad: Raza, Religión, Territorio, Cultura y Lengua.
Cuando enseñabamos estas teorías en el salón de clase, nuestros alumnos repetirían algunas de las criticas que le habían hecho sus más severos opositores.
Y aunque nosotros tratabamos de explicar las tésis de Huntington con fundamentos académicos, nadie nos imaginábamos que estas hipótesis estaban tan cerca de ser comprobadas.
Durante la década de los años 90 del siglo XX algunos de estos escenarios de los que Huntington hablaba comenzaron a suceder. El choque entre las culturas orientales y la occidental, en el campo del desarrollo de modelos económicos, fué uno de éstos. Y el choque entre el mundo musulmán y la cultura occidental es otro. Los eventos del 11 de septiembre del 2001 son hechos que de una manera elocuente nos hablan sobre las fallas que se detectan entre las dos civilizaciones.
El debate que se da en este principio de siglo XXI nos invita a reflexionar sobre la era ideológica de la modernidad. Debemos entender que los procesos sociales occidentales son constructos intelectuales que erigimos para explicar económicamente y socialmente nuestras interacciones. Las utopías del siglo XIX nos lanzaron inexorablemente al cumplimiento de una agenda inflexible de la que todavía no escapamos. Sin embargo, los procesos culturales que en el pensamiento marxista estaban en un segundo término, después de la primacía de la economía, han pasado a ser determinantes en el presente. Las variables económicas ahora se ven en un segundo término dentro de este conflicto.
Huntington no nos dice como va a acabar este nuevo discurso de choque cultural. Pero nosotros ya veremos que le puede pasar al mundo en este futuro inmediato.
Ligas de interés:
Choque de Cilizaciones

http://msanews.mynet.net/Scholars/Huntington/
El Mtro. Pedro Treviño Moreno (ptrevino@campus.mty.itesm.mx) es profesor de planta en el ITESM, Campus MTY desde 1974. Su licenciatura es Del ITESM C. Mty en Lengua Inglesa, y su maestría es la Universidad de Alabama en Diseño Curricular Universitario (Educación). Tiene estudios de posgrado en: Lit. Americana e Historia de las Humanidades, (Midwestern State Univ. Texas); en Lit. Inglesa S. XIX, (Manchester Univ. Inglaterra), Lit. Inglesa Contemporánea, (Cambridge Univ. Inglaterra) y en Historia Postmoderna (Univ. Latinoaméricana). Actualmente dirige el Centro de Estudios Internacionales, C. Mty. ITESM
 
" Ad hoc signo vencis"
Raúl Godinez Ramos
Profesor de Sociedad y Desarrollo en México y de Valores Socioculturales en el Mundo
 
Mezclar religión con política siempre ha dado como resultado una situación volátil, peligrosa; por desgracia es algo que presenciamos cada vez mas en las ultimas décadas debido a la presencia de grupos armados y adoctrinados en corrientes ideológicas que generalmente se les engloba en el término de Fundamentalismo. Si la Modernidad introducida por la Ilustración nos prometía un mundo laico en el siglo XVIII, algo que Ikram Antaki define como "... la infinita discreción de Dios en su retirada, con el propósito de respetar la chispa de libertad que es la prueba mas autentica de su presencia, y que ha sido enmascarada, ocultada, combatida, negada por la Iglesia mundana..... esta retirada tiene un nombre: laicidad." ("Manual del Ciudadano Contemporáneo"p.193, Edit. Ariel, 2000), el mundo postmoderno y neo-liberal enfatiza la diversidad y los particularismos de cada grupo humano que forma parte integral del panorama global y esto, aunado a un renovado respeto por el rol que juega la religión en la evolución socio política de las distintas grupos humanos del planeta, ha creado una situación sumamente compleja en el contexto de la interacción geo política contemporánea.
Las corrientes fundamentalistas que emergen en Norteamérica a principios de siglo XX, son una respuesta al ataque que hacia la Modernidad con su positivismo empírico a la religión en general. Negando toda dimensión que no fuese "medible o basada en la experiencia" el término "fundamentalista" surge como una respuesta de rebeldía social y religiosa organizada por la derecha política, buscando transformar principios de dogma en leyes codificadas y oponiéndose a lo que percibían como la decadencia moral de sus sociedades. El pensar que estos movimientos se limitan a permanecer y actuar exclusivamente dentro de sus áreas de influencia (como movimiento "grassroots") seria un error muy severo. Como prueba de ello basta estudiar el ataque a las torres gemelas del World Trade Center en Nueva York del pasado 11 de Septiembre. Las corrientes del fundamentalismo religioso avanzan en varios países del mundo; en este caso, en Medio Oriente, se le vincula a una doctrina que se rebela en contra de los principios políticos fundamentales de occidente (laicidad, libertad de culto, participación igualitaria en el sistema político, etc.), ganando terreno y adeptos de manera sorprendente. La pregunta básica desde nuestra perspectiva cultural es: ¿cómo es posible que se realice una propagación tan fuerte?
La respuesta no es sencilla, varios antropólogos y sociólogos opinan que cuando una sociedad se enfrenta a cambios radicales en su contexto cultural, muchos se oponen a éste alegando una destrucción de sus principios socio-culturales, ya que lo consideran como un imperialismo cultural, una intervención sin justificación alguna. La mayoría, sin utilizar conceptos tan abstractos como "cultura" o "evolución social", recaen en lo que fuimos antes de ser homo sapiens, es decir el homo religiosus.
Mientras que es importante reconocer que en nuestro contexto cultural post-moderno y occidentalizado la religión juega un papel importante, generalmente ésta no llega a los niveles extremos que podemos encontrar en varios países de Africa, Asia o Medio Oriente; en este caso, en donde el petróleo los ha convertido en un elemento crucial en términos geopolíticos, el poder económico ha acelerado los cambios socioculturales de una manera casi frenética. Muchas de estas sociedades de extracción musulmana poseen patrones culturales antiquísimos cuya desarrollo generalmente se encuentra basado en un patrón nomádico y austero; sin embargo, esos patrones tradicionales han cambiado recientemente. Dentro de esas sociedades algunos grupos, al verse inundados de información, dinero, nuevas alternativas de vida y diferentes perspectivas del mundo occidental, intentan refugiarse del cambio, la inestabilidad y la notoria incertidumbre del mundo neo-liberal, adoptando esquemas que son incuestionables e inamovibles. Para ellos, estos se convierten en una ancla segura en un mundo que perciben como desbocado y sin certidumbres de ningún tipo, rechazando de manera violenta aquellos que no comulguen con sus propuestas. El clamor mundial ante lo ocurrido en Nueva York es ensordecedor. Las cabezas de las principales religiones del mundo, desde el catolicismo hasta el budismo han rechazado estos actos como acciones destructivas y carentes de justificación. Como sociedad debemos comprender que todas las sectas fundamentalistas, ya sean cristianas, budistas o islámicas, son sumamente peligrosas por el simple hecho de que toman mensajes y/o pronunciamientos parciales y los manipulan hasta que destruyen cualquier posibilidad de análisis racional y teológico válido en aquellos que deciden escapar de su contexto existencial abrazando su mensaje. Toda religión, por su naturaleza segregacionista, es violenta, sin embargo debemos como Humanidad aprender a separar la diferencias ideológicas de los actos violentos como aquellos que presenciamos el martes 11 de septiembre. Dedicado a Luis Eugenio E.
Sitios a Visitar:
Pronunciamiento de la Santa Sede
Pronunciamiento de Iglesia Episcopal de los EUA
Pronunciamiento de Judíos Ortodoxos
Pronunciamiento de Dalai Lama
Mensaje de Premio Nobel de Literatura, José Saramago
"El Factor Dios" Sección Internacional, Periódico El Norte, Jueves 20 de Septiembre, 2001
Extractos del decreto emitido por un grupo de clérigos afghanos respecto al sospechoso Osama bin Laden

Historia del Fundamentalismo en Norteamérica
 
El Maestro Raúl Godínez Ramos es profesora de cátedra del Departamento de Relaciones Internacionales del Campus Monterrey e imparte las clases de Sociedad y Desarrollo en México y Valores Socioculturales en México y América Latina y en el Mundo.
Tiempo de definiciones
Gabriela De la Paz
Colaboradora del Centro de Estudios Internacionales
 
Después de los atentados terroristas hacia Estados Unidos el fatídico 11 de septiembre, el discurso del día 20 de este mes nos muestran una posición clara no sólo de hacia dónde va ahora Estados Unidos, sino que una cuidadosa lectura del mismo nos obliga a plantearnos dónde estamos nosotros.
El papel de George W. Bush como líder ejecutivo y moral de los Estados Unidos ha cambiado con el paso del tiempo. Desde un Bush desconcertado como nosotros, hasta uno conmovido y finalmente, uno enérgico, pero mesurado, que demuestra tener talla de estadista.
El discurso ante el Congreso en realidad fue un mensaje urbi et orbi. Pasará a la historia como un mensaje conciliador, abierto, pero firme a la vez. Empezó reconociendo los esfuerzos de todos, incluyendo a sus rivales políticos que en esta crisis se volvieron sus mejores amigos. Reconoció nuevamente a la gente que está trabajando en las labores de rescate, rindió un homenaje a las víctimas y al país entero. Luego respondió claramente a las dudas de quienes eran los culpables y tuvo a bien separar a éstos de la gente que comparte con ellos una nacionalidad y una religión. Lo más importante, al hablar de la respuesta concreta de Estados Unidos, a nivel interno, George W. Bush creó un puesto en su gabinete enfocado a la seguridad del país. También prometió el uso de todos los recursos posibles para destruir las redes terroristas en el mundo.
En este punto de la definición estadounidense es cuando obliga a los demás países y actores internacionales a adoptar una postura. Inglaterra no dejó lugar a dudas de que permanecía del lado de Estados Unidos, como lo hicieron otros países que tuvieron a bien recordar los millones de dólares de ayuda que este país les envió en los momentos más aciagos. Sus aliados permanecieron con él.
Sin embargo, Bush no había dirigido su atención a Inglaterra, sino a México. El primer viaje al extranjero y la primera visita de Estado se relacionaban con México. Y en un momento tan difícil como éste, un telefonema diciendo: "Lo siento mucho, cuentas conmigo", no es suficiente. Como tampoco lo es que invocar a un principio de no intervención que había sido el instrumento favorito de la política exterior de un partido, no de un Estado. La causa que defiende Estados Unidos es una causa justa: es la lucha contra el terrorismo que como potencia mundial le corresponde encabezar. México no puede permanecer neutral en ella. No frente a una catástrofe como ésta. No cuando el vínculo comercial es interdependiente. No cuando tenemos unos lazos tan estrechos. Menos cuando como pocas veces en la relación bilateral hemos recibido todo el apoyo de la Casa Blanca.
Como institución educativa, en este tiempo de definiciones, nuestro papel no sólo es contribuir a un mayor esclarecimiento de los hechos a través del análisis mesurado y bien fundamentado, también nos corresponde fortalecer los nexos con nuestros socios académicos en Estados Unidos.
Transcripción del discurso de George W. Bush (20/Sep/01)
Secretaría de Relaciones Exteriores
Declaración del Presidente Vicente Fox con relación a los sucesos en los E.U.A.
Mensaje del Presidente Vicente Fox trasmitido en el programa especial Todos Unidos

El Senado condena actos terroristas en E.U.A.:
Boletín de prensa del Senado mexicano (13/Sep/01)

La Lic. Gabriela De la Paz Meléndez gpaz@campus.mty.itesm.mx, gabydelapaz@yahoo.com Licenciatura en Estudios Internacionales por la Universidad de Monterrey . Maestría en Estudios Diplomáticos por el Instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos de la Academia Diplomática Mexicana. Editorialista del periódico El Norte de Monterrey.
Maestra de cátedra del ITESM, Campus Monterrey, desde enero de 1999.
¿Los Medios influyeron en lo que pensamos de la tragedia?
Ignacio Garagarza Ramos
Profesionista de Apoyo del Centro de Estudios Internacionales y Profesor de Valores Socioculturales en el Mundo
 
Que pensar de lo que sucedió en ese martes 9 de septiembre en Nueva York, ¿es realmente Estados Unidos la víctima? ¿los arábes son realmente los malos de esta historia?. Pongámonos a pensar en esto, ¿cuál es la fuente principal informativa de la mayor parte de los mexicanos? , pues hay solamente dos opciones (ya que el ataque fue en la mañana, la cobertura en prensa escrita se dió hasta el día siguiente) Televisa o Tv Azteca, estas dos únicas cadenas nacionales de televisión abierta prácticamente dieron una cobertura extensa de lo ocurrido, eso sin duda, ¿pero fueron objetivos? de eso no estoy seguro. Lo que si sé es que la fuente principal de estas cadenas de televisión fueron las cadenas norteamericanas (ABC;CBS;CNN,NBC) y lógicamente el sentimiento y el mensaje transmitido era puramente occidental.
La menor parte de la población mexicana tiene acceso a la televisión de paga y a internet, esta pequeña clase privilegida podía obtener una cobertura más completa del ataque, es decir, si se estaba en línea se podía escuchar alguna estación de radio de Irak, leer lo que pensaban los Libaneses del ataque, o simplemente entrar en los miles de chats en los cuales se podía leer el pensamiento multicultural de la tragedia, chinos, arabes, europeos y latinos simplemente diciendo lo que pensaban. Definitivamente podian tener una visión más objetiva del martes negro.
El poder de influencia de los medios ha quedado demostrado en muchas otros acontecimie ntos anteriores y para bien o para mal este ataque terrorista a los EEUU no fue la excepción, al día siguiente se notaba el repudio del pueblo norteamericano hacia la comunidada árabe atacando sus templos, sus restaurantes y su gente, gente que podría ser norteamericana de origen árabe.
Creo que algo que no quedó muy claro en el mensaje de los medios durante el 9 de septiembre fue que el ataque terrorista no solo fue contra EEUU sino también contra toda la humanidad; en el ataque no solo murieron norteamericanos, murieron asiáticos, latinos, europeos, norteamericanos y árabes.
Nosotros que somos del sector privilegiado de este país que sí puede estar bien informado, que sí puede escuchar a las dos partes, deberíamos de fomentarlo y aprovecharlo, ya que mientras mejor informados estemos, mejor preparados estaremos para poder tratar de entender el porqué suceden estas tragedias en nuestro mundo actual. A los que tenemos esta oportunidad, nos toca informar a los que se tienen que conformar con ver y escuchar lo que dicen las únicas dos opciones reales de información que tiene este país.
En clase de periodismo me habían enseñado que para ser objetivo había que escuchar a las dos partes en conflicto, en este caso creo que durante el martes 9 de septiembre solo recibimos la información y el sentir de una de ellas que seguramente influyó en el pensamiento de la mayoría de los mexicanos.
Ligas de Interés:
CNN
EL NORTE
El Maestro. Ignacio Garagarza es profesionista de apoyo del Centro de Estudios Internacionales y es Profesor de Cátedra del Departamento de Relaciones Internacionales del Campus Monterrey. Estudio la Carrera de Ciencias de la Comunicación y la Maestría en Comunicación con especialidad en Medios en el Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey y a laborado en varias compañías como John Deere y CYDSA especializandose en el área de publicidad.
 
Comentarios: jgaragar@correo.mty.itesm.mx
Edición y Diseño: Ignacio Garagarza
Cada autor es responsable del contenido de su artículo, Derechos Reservados CEI. DRI. DCH. ITESM. Campus Monterrey